Gran Logia de España

Respetable Logia La Constitución 63

     

 

Gran Logia Provincial de Andalucía

 
 

    

Principal

Historia de La Constitución nº63

La Masonería

Los Landmarks

Bases de la Masonería

Regularidad masónica

Código Moral

Organización de la Masonería

La iniciación masónica

Transmisión iniciática

La virtud del silencio

Secreto masónico

Historia de la Masonería Española 

La Gran Logia de España

El Grande Oriente Español

Orígenes del R.·. E.·. A.·. y A.·.

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado

El R.·. E.·. A.·. y A.·. en España

Biblioteca

Música masónica

¿Puedo ser masón?

Preguntas frecuentes

Galería de imágenes 

 

                                              Preguntas Frecuentes

                              

¿Es la Masoneria una Religión?

La Masoneria no está afiliada ni puede afiliarse a ninguna religión determinada. Elevándose sobre toda clase de discusiones, ofrece a los amantes de la Verdad el terreno más apropiado para la inteligencia mutua y la unión fraternal. No reconoce en la investigación científica ninguna autoridad superior a la Razón Humana y rechaza, por tanto, las verdades reveladas que aceptan las religiones positivas. Admite en su seno a personas de todos los credos religiosos, sin distinción, siempre que sean tolerantes y respeten todas las opiniones sinceramente profesadas; es decir: exentas de fanatismos, egoísmos y supersticiones.

¿Es Tolerante la Masoneria?

La Masoneria es eminentemente tolerante y exige de sus miembros la más amplia comprensión. Todos los masones, de cualquier país que sean y cualquiera que sea el rito que profesen, constituyen una sola familia universal, por que la fraternidad Humana es uno de sus principios y la tolerancia el principal de sus deberes.

En la Masoneria caben todos los hombres libres y honrados y de buenas costumbres sin distinción de razas, religión, ideas políticas y sociales, profesiones, categorías y posición en el mundo profano.

¿La Masoneria es una asociación secreta?

No. La masonería ha sido secreta cuando pertenecer a la misma implicaba automáticamente el riesgo de perder la vida por las veleidades de tal o cual dictadura. La masonería tiene secretos, claro esta, como son las "cosas de casa", la alineación del próximo equipo de fútbol o las decisiones del Consejo de Ministros, por poner un ejemplo. No hay nada de que avergonzarse. Pero la decisión de hacer pública su pertenencia a la Masonería o no, es una cuestión personal de cada masón. Es una decisión privada. Hay Hermanos que han manifestado públicamente su condición, otros lo harán en un momento dado. Y otros posiblemente no lo harán nunca. En todo caso las Autoridades de cada Estado Democrático conocen la existencia de Masonería y de masones en su Territorio, tal es el caso del Estado Español. Recordemos que hay dos categorías muy distintas de sociedades secretas:

  1. Las organizaciones secretas (clandestinas) políticas, cuya acción y ejercicio son de duración limitada y cuyos fines son concretos. Nada tienen que ver con la Masoneria.
     

  2. Las sociedades iniciáticas que de ningún modo intentan ocultarse, pero cuyo secreto consiste en reservar el conocimiento de los ritos y ceremonias a los iniciados porque se trataba de un método de perfeccionamiento espiritual. La Masoneria es, por excelencia, una sociedad iniciática.

¿Cuales son los requisitos para ingresar a la Masoneria?

Para ingresar a la Masoneria no es necesario poseer fortuna, ni conocimientos o aptitudes intelectuales extraordinarias, ni dotes morales excepcionales. Los únicos requisitos mínimos exigidos son los siguientes: Ser hombre libre y de buenas costumbres; Tener una edad mínima de 21 años; o de 18, si es hijo de masón; Poseer inteligencia y cultura necesaria para comprender y practicar las virtudes masónicas; Contar con medios de subsistencia para sufragar sus necesidades, las de los miembros de su familia y/o personas que tuviera a su cargo.

¿Que significa: Hombre libre y de buenas costumbres?

Hombre libre es aquel que tiene libertad para expresar sus pensamientos, no acepta imposiciones que atenten contra sus principios, ni está sujeto a la voluntad de un tercero; no está atado a ningún dogma que oscurezca su inteligencia y pervierta sus sentimientos, y carece de vicios que lo esclavicen. Para ser hombre de buenas costumbres deberá obedecer las leyes del país en que reside, venerar a su patria, y honrar a su familia; ser tolerante y respetuoso con las ideas políticas y religiosas de sus semejantes. Imponerse la seriedad de los conceptos, el decoro de las formas y observar una conducta moral y la ética en su vida privada y pública. Y para esa lucha que ya tenemos instalada y con la que ingresamos al nuevo milenio, nuestra Orden cuenta con sobrados elementos, expresados en tradiciones, principios, símbolos, doctrina y, lo más importante, hombres masones para hacerle frente con suficiencia en la medida que concientizemos este fenómeno y recreemos algunas básicas cuestiones propias, que desgranaré de inmediato comenzando por nuestro orden interno.

¿Por qué poseer inteligencia y cultura necesaria para comprender y practicar las virtudes masónicas?

Para captar realmente lo qué es y lo qué no es la Masoneria deberá introducirse en los misterios de la Orden y descifrar sus alegorías, signos y símbolos con un alto sentido espiritual mediante un razonamiento en que la lógica y las matemáticas no se excluyen. Y constantemente deberá consultar fuentes filosóficas que van desde Sócrates hasta los filósofos de nuestro siglo, sin descartar lo que las religiones nos aportan. Un ejemplo de ello es el teorema de Pitágoras, teorema éste usado por la Masoneria como símbolo de toda proposición por medio de la cual, partiendo de una hipótesis, se afirma una tesis que no es evidente por sí misma.

¿Que significa contar con medios de subsistencia?

Para ingresar a la Orden deberá satisfacer las cuotas generales y particulares de la Logia a la que ingresa. Además de la ayuda a los necesitados. Dichos importes no superan la cuota mensual normal de cualquier institución de caridad. En cuanto a los donativos para la ayuda a los necesitados cada masón está en libertad de colaborar en la medida de sus posibilidades en forma anónima.

¿Cómo se solicita el ingreso?

Puede ser por invitación de un masón que se reconozca como tal, o por propia decisión. Si es por propia decisión puede hacerlo en forma personal presentándose ante la Secretaría de la Gran Logia de España  o al buzón de esta Respetable Logia que le informa. En cualquier caso el candidato deberá llenar una solicitud con sus datos personales. Luego la Logia, a cargo de su solicitud, realizará con discreción y delicadeza las indagaciones que crea conveniente, para preservarse de candidatos que, por su reprochable conducta moral, privada o pública, no merezcan pertenecer a la Orden. De no surgir objeciones para su ingreso se le comunicará la fecha de su iniciación.