Gran Logia de España

Respetable Logia La Constitución 63

     

 

Gran Logia Provincial de Andalucía

 
 

    

Principal

Historia de La Constitución nº63

La Masonería

Los Landmarks

Bases de la Masonería

Regularidad masónica

Código Moral

Organización de la Masonería

La iniciación masónica

Transmisión iniciática

La virtud del silencio

Secreto masónico

Historia de la Masonería Española 

La Gran Logia de España

El Grande Oriente Español

Orígenes del R.·. E.·. A.·. y A.·.

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado

El R.·. E.·. A.·. y A.·. en España

Biblioteca

Música masónica

¿Puedo ser masón?

Preguntas frecuentes

Galería de imágenes

 

 

                                                         La Masonería

                              

La Masonería, llamada también Francmasonería, es una institución universal, esencialmente ética, filosófica e iniciática, cuya estructura tradicional la cons tituye un sistema educativo, tradicional y simbólico. La creencia en un Dios único, al que denomina Gran Arquitecto del Universo, el amor a la humanidad y la fraternidad universal son las bases fundamentales de su doctrina.

Proclama al Gran Arquitecto del Universo como Principio Generador y como Símbolo Superior de su aspiración y construcción ética. No prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa.

Tiene por objeto la investigación de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad; trabajar por el mejoramiento moral y material y por el perfeccionamiento intelectual y social de la humanidad, haciendo extensivos a todos los hombres los lazos fraternales que unen a los masones de todo el orbe.

Como escuela de formación del ciudadano enseña a sus miembros a vivir honradamente, obedecer las leyes de su país, practicar la justicia, amar a sus semejantes y trabajar incesantemente por el bienestar d e la humanidad.

Honra y dignifica el trabajo y lo considera como uno de los deberes más esenciales del hombre, por esto proscribe la ociosidad voluntaria y da a sus miembros él titulo de "obreros".
 

No es una secta ni es un partido político. Exalta la virtud de la tolerancia y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus Templos las discusiones de política partidista o de todo sectarismo religioso.

Trata de hacer de un hombre bueno, un hombre mejor. Sustenta los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad y, en consecuencia, propugna la justicia social y combate los privilegios y la intolerancia.

Los masones se reconocen entre sí como Hermanos. Se deben ayuda y asistencia, teniendo la obligación de practicar la solidaridad humana. Respetan la opinión ajena y defienden la libertad de expresión. Aman a su patria, respetan la ley y la autoridad legítima del país en que viven y en el que se reúnen libremente.

La Masonería se empeña en el perfeccionamiento constante del hombre y de la sociedad a través de la práctica del amor, la solidaridad, la tolerancia, la justicia y la paz, todo ello para la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.